Xiaomi no quiere depender de otros y se lanza a fabricar procesadores

0
68

Es evidente que la firma busca crecer y presentar smartphones con características mejores. Para ello, ha optado por fabricar sus propios procesadores, igual que hace Apple desde hace unos años. De esta forma, la compañía no dependerá de otras como Qualcomm o MediaTek. Durante los últimos meses han circulado muchos rumores y filtraciones acerca de las posibles características, y por fin es oficial.

Ayer Xiaomi presentó su primer procesador, el Surge S1. El nombre escogido no es ninguno de los que se rumoreaba, de hecho, el que había cobrado más fuerza era “Pinecone”. El “S1” indica que estamos ante el primero de una línea de procesadores. Así que parece que la firma tiene clara su hoja de ruta: velocidad de producción y buena relación entre potencia y un consumo energético menor.

Características del procesador Surge S1 de Xiaomi

Estamos ante un procesador de 8 núcleos, que se ha convertido en el actual estándar dentro de los terminales de gama alta y media-alta. Este SoC cuenta con un primer grupo encargado de la potencia, compuesto por 4 núcleos Cortex-A53 a 2,2 GHz. Por otro lado, el segundo grupo, compuesto por 4 núcleos Cortex-A53 a 1,4 GHz, está destinado al ahorro del consumo de energía.

El Xiaomi Surge S1 tiene una arquitectura de 64 bits y está fabricado con tecnología de 28 nanómetros, por lo que parece estar enfocado a terminales de gama media. La firma china ha optado por una GPU Mali T860 y un ISP Dual de 14 bits, lo que se traduce en la compatibilidad con las cámaras duales y las grabaciones de vídeo en 4K.

El primer procesador de Xiaomi quiere dar importancia al apartado sonoro. Es por ello que integra soporte para dos micrófonos, con un DSP de 32 bits que permitirá eliminar el ruido ambiental para optimizar la calidad de las grabaciones de audio.

Los rivales de este Surge S1 serían por ejemplo el Snapdragon 625 de Qualcomm que montan los nuevos Moto G5 Plus, o el Helio P20 de Mediatek, presente en los Xperia XA1 y XA1 Ultra, con los que Sony eleva su gama media.

Con sus propios procesadores, Xiaomi podrá bajar los costes de producción de sus teléfonos y permitirse una gama media más suya, con precios que podrían ser todavía más competitivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here